Encuentro con FUNZA Una de las más importantes reuniones de trabajo del 2012 fue el encuentro con FUNZA, en el cual se trataron materias muy importantes para el cabal manejo de la fauna en cautiverio por parte de las distintas organizaciones que la albergan.
Mónica y Carlos en una modesta reunión decembrina para levantar el ánimo, desear una navidad en paz y un año nuevo lleno de esperanza. El 21 de septiembre de 2012, en terrario, Zoocriadero Ecopets CA entregó aportes en materiales para el mantenimiento del paisajismo temático parque Generalísimo Francisco de miranda

 Los tuqueques se adhieren de las paredes usando vellos microscópicos. 

 Dr Jonathan D. Sarfati, Ph.D., F.M.
Gracias al microscopio electrónico, los investigadores han descubierto que los pies del tuqueque están dotados de unos pelos muy finos (denominados setae), su longitud es de 0,1 milímetros (4 milésimas de pulgada) y su densidad es de 5.000 pelos por milímetro cuadrado (tres millones por pulgada cuadrada).

Asimismo, en el extremo de cada pelo aparecen entre 400 y 1.000 ramificaciones que terminan con una estructura en forma de espátula, cuya longitud es de entre 0,2 y 0,5 micrómetros (menos que una cincuentamilésima parte de una pulgada).

Usando instrumentos especiales, un equipo de biólogos e ingenieros de varias universidades americanas, y dirigido por Kellar Autumn, analizó las setas del pie de un tuqueque del paleotrópico (Gekko gecko).

La almohadilla del pie tiene un área de unos 100 milímetros cuadrados (0,16 pulgadas cuadradas) y puede producir una fuerza adhesiva de 10 Newtons (lo suficiente para sostener un Kg). Estas estructuras en forma de espátula proporcionan al tuqueque el contacto necesario. 

Además demostraron que cada seta tiene una fuerza de atracción 10 veces más fuerte de lo esperado.

Otra sorprendente característica de este animal es que sus pies se limpian solos, a diferencia de la cinta adhesiva, que tan fácilmente acumula suciedad, lo cual, a la larga, le haría perder su eficacia.

 

Ver más detalles en:

http://geckolab.lclark.edu/Welcome.html

 

 Caiman venezuelensis Nueva especie fósil del Pleistoceno

Descubierta por el Dr. Ascanio Rincón, investigador del Laboratorio de Biología de Organismos del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y Daniel Fortier, investigador brasileño experto en caimanes. El trabajo de investigación será publicado a finales de 2012 en la revista Quaternary Internacional. 

Las excavaciones realizadas en 2006, para la construcción de un oleoducto por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), dieron con el hallazgo de fósiles que pusieron en evidencia al ecosistema de épocas remotas en el área de Orocual.

Caballos, dantas, báquiros, rabipelados, tortugas, aves acuáticas, así como el primer espécimen del tigre dientes de cimitarra venezolano -identificado como Homotherium venezuelensis- fueron encontrados en el pozo de asfalto con una superficie de más de 18.000 metros cuadrados.

“Los restos de estos caimanes nos sugieren que para ese entonces, hace 2.5 Millones de años, cuando el Homotherium venezuelensis estaba viviendo en el Breal de Orocual, el ecosistema estaba compuesto por lagunas y ríos donde también habitaban estos reptiles que registramos por primera vez” explicó Ascanio.

El Caiman venezuelensis, una especie hoy en día extinta, probablemente poseía características similares a la baba moderna Caiman crocodilus, el cual podría alcanzar hasta 2,5 metros de largo y pesar alrededor de 50 kilogramos. El reptil se diferencia de su par moderno, porque en lugar de  orificios en el hocico para calzar los dientes inferiores, solo presenta las muescas donde calzan lateralmente.

El fósil de mandíbula de uno de los especímenes mide 24,6 centímetros de largo y debido al tamaño del cráneo, se presume que perteneció a un individuo joven.

 

EL CARABOBEÑO VALENCIA - VENEZUELA,
14 noviembre 2012
Primer registro de caimán del Pleistoceno del Estado Monagas, Venezuela.

Sin embargo, todavía se desconoce el número de ejemplares encontrados.

El hallazgo daría luces sobre la diversidad de caimanes en Suramérica, pues los fósiles de estos reptiles se han encontrado de manera fragmentaria en dicha zona del continente. Por ello, se pretende continuar con las excavaciones para obtener mayor información sobre la especie y su interrelación con el resto de la fauna del Pleistoceno.

 Alejandro Álvarez Iragorry Enero 2012 
 Las especies invasoras son una amenaza global que generan daños ambientales y se convierten en una amenaza para la salud humana y para las economías locales. En Venezuela tenemos varios casos de especies invasoras bien documentados que han generado daños importantes o representan una amenaza latente por sus posibles impactos. Algunos ejemplos incluyen: el Caracol Gigante africano, el Zancudo Tigre Asiático, el Pez León, especies de peces del grupo conocido como "Tilapias", la Rana Toro Africana, un importante número de especies de insectos plaga, sin contar con el enorme impacto que generó en los ecosistemas nativos la introducción de pastos africanos. A pesar de ello, no tenemos conciencia ciudadana sobre la magnitud de este problema y se siguen sucediendo situaciones preocupantes, en particular debido: al tráfico ilícito de especies de mascotas exóticas, plantas ornamentales e introducciones "accidentales".

El caracol gigante africano. Foto tomada en Guatire (Cortesía Cecilia Pachano). 

  

Nueva serpiente venenosa en Tanzania  Enero 2012

La Wildlife Conservation Society de Nueva York y el Museo delle Scienze of Trento (Italia) han anunciado el descubrimiento de una espectacular especie de serpiente venenosa de color en una zona remota de Tanzania, en el este de África, a la que han bautizado como Matilda y que tiene una especie de cuerno o cresta. Se trata de una serpiente negra y amarilla que mide unos 60 centímetros y tiene sendas crestas o cuernos escalonados sobre sus ojos. El descubrimiento fue descrito durante el mes de diciembre en la publicación «Zootaxa».

 Imagen de Matilda, la nueva serpiente descubierta en Tanzania.

top